lunes, febrero 19, 2018

Encina, castaño, olivo, avellano

Encina, castaño, olivo, avellano
por favor, escuchad mi canto.

Dejad de agitar las hojas
dejad de retorcer las raíces
que no corra la savia
que no crezcan los frutos.

Mi espalda
echa de menos
los golpes
de vuestras varas.

Mi mano
echa de menos
el agarre
del bastón.

Mi cuerpo yerto
echa de menos
el abrazo
de las tablas.

Encina, castaño, olivo, avellano
por favor, escuchad mi canto.


lunes, enero 08, 2018

Muy refrescante, como tu codo en mi cara

Sé que fue sin querer, sé que no lo pretendías, que no me viste, que me quieres bien, que fue un accidente. Pero al levantarte, me diste un codazo y de un plumazo visité todas las estrellas de la vía láctea.

No lo pretendía, yo no quería, fue involuntario, no suelo ser tan simiesco, tan básico, pero me quedé embobado mirando lo que vendría siendo, o sea, vamos, tu culo en pompa. Me hipnotizó, y me fui acercando como un gato acecha una cinta movida por el viento. Entonces te levantaste y, con el codo y sin quererlo, me rompiste la nariz.


martes, agosto 29, 2017

Cigarro apagado en una cara


La profundidad
de un cigarro apagado en una cara
la mirada intensa del que pide más dolor,
más estar vivo en manos del otro.

Dame daño, pero hazme caso.
No me apuñales con tu desdén
con tu ignorancia, con tu hombro
siempre en medio.

Somos lo que fuimos y no hemos olvidado
aunque sea todo invención,
aunque sea tarde y mal.

Somos esos monos tontos
que nada conocen
y creen saberlo todo.

Seguimos siendo tú y yo
música en mi cabeza.

 
blog de literatura gris y temas que me llaman la atención - Ocultar texto citado -