lunes, diciembre 26, 2005

Insolación, insolación

"Y no olvideis que el torturador es un funcionario, que el dictador es un funcionario. Son burócratas armados que pierden su empleo si no cumplen con eficiencia su tarea. Eso y nada más que eso. No son mónstruos extraordinarios.
¡No vamos a regalarles esa grandeza!"
Fermín Muguruza

Hoy, escuchando Veintegenarios, la primera canción del disco en directo de Albert Pla, "Veintegenarios en Alburquerque", me he dado cuenta de que hay un buen grupo de artistas comprometidos de verdad en España. Son gente que nunca aparecen, que han sido marginados de los medios convencionales, léase televisión y radio, pero que son capaces de arrastrar masas. Y en ese disco, y concretamente en esa canción aparecen varios de ellos.

Para empezar tenemos al cabecilla, el catalán Albert Pla. Este hombrecillo de aspecto sospechoso cuenta en su currículum con algunas de las canciones más arriesgadas, más de cantar las verdades a la cara que he oído en mucho tiempo, como la propia Veintegenarios o algunas de sus colaboraciones con el siguiente de la lista, el extremeño Roberto Iniesta. Este individuo, cantante del grupo Extremoduro y poeta de lo carcelario por derecho propio es un imperdible de la denuncia del estado de las cosas en nuestro estado/país, haciendo especial énfasis en la dicotomía drogas/cárceles. El siguiente es Fermín Muguruza, un vasco independentista que cuenta con una trayectoria envidiable: Kortatu, Negu Gorriak, Fermín Muguruza eta Dut... introduce los ritmos que suenan en el mundo al panorama español, y sus letras siempre tienen un mensaje claramente reivindicativo. Se puede estar de acuerdo con sus ideas o no, pero es incómodo, y como tal, necesario.
Por último, el punki aragonés habitual de los psiquiátricos Manolo Kabezabolo, un emblema del punk estatal que canta las cosas tal y como las ve, y no como las instituciones o empresas les gusta vendérnoslas.

Estos cuatro individuos junto con algunos otros raramente aparecerán en programas televisivos musicales, ni serán estrellas de los cuarenta principales pese a arrastrar a miles de fervientes seguidores a sus conciertos. Y son, a mi modo de ver, incómodos e imprescindibles para el panorama musical de éste nuestro estado. Ni un millón de triunfitos y poperos talentosos podrían llenar su hueco.

Desde este modesto blog que tan pocos (pero elegidos) leen, les envío mi admiración y saludo. Gracias, Albert, Robe, Fermín y Manolo por existir y señalar dónde nos duele.

martes, diciembre 06, 2005

Circular por Barcelona y otras hierbas

En Barcelona ya no se puede circular con coche. Esto es lo que hay, el ayuntamiento lo ha conseguido: gracias a las zonas azules, verdes y amarillas (paradas y carga y descarga) todo sitio susceptible de ser aparcado cuesta un pastón, ya sea en bonos o en multas. Y no hablemos de los baratísimos párquines...

En fin, que es lo que hay. El comandante Clos rige nuestros destinos, y pretende encaminarnos hacia un ecologismo difuso: usar bicicletas, no malgastar recursos, energías no contaminantes... por eso los ciclistas pueden saltarse semáforos en rojo impunemente, parcs i jardins riega con agua "de boca" (cómo disfrutan usando esta expresión en verano... "el agua de boca está garantizada") y suben sin cesar los billetes de los transportes públicos, que este enero la subida va a ser impresionante: de 6,30 a 6,65 la T-10, por poner un ejemplo. Igualita, igualita que el IPC.

De ahí que muchos ciudadanos consideremos que les sale más a cuenta comprar un ciclomotor o una moto. Cada vez hay más, y no me extraña: ¿quién más puede llegar rápidamente a la plaza Catalunya y encontrar aparcamiento gratuito para su vehículo?
Sólo las motos, tan útiles para esquivar atascos como fáciles de aparcar en zonas de acera que no molesten. Claro, que esto último sólo es tolerado... ¿cuánto tardará en prohibirse? ¿cobrará el ayuntamiento por aparcar en las aceras? Recordemos que ya cobra un impuesto de circulación incluso a los ciclomotores, que son considerados por la ley como bicicletas con motor... pero bueno, eso qué importa, si de lo que se trata es de engrosar las arcas municipales.

Eh que no me estoy quejando: hace años que no conduzco un coche por el interior de Barcelona, si puedo evitarlo. Me sacan de quicio las colas a cualquier día y cualquier hora, y los 20 minutos de media que tardas en encontrar aparcamiento. Pero el transporte público es una alternativa pobre: es caro (sigue saliendo más barato ir en moto), es ineficiente (cada dos por tres falla alguna línea, algún metro, los autobuses fallan sin que se sepa por qué) y además no te lleva exactamente a donde tú quieres ir, hay muchas zonas que el metro no cubre y a las que llegar en bus es una aventura, o malgastar mucho tiempo.

En realidad hay pocas alternativas, que vivan los ciclomotores, y a ver si el Ayuntamiento controla un poquito más esos cientos de vehículos que paran en doble fila en cualquier calle, embrollando el tráfico, atascando y causando tensión en el resto de conductores. Vehículos que en raras ocasiones son particulares, sino más bien repartidores, transportistas, etc, que paran en medio de la calle en vez de molestarse en buscar una zona de carga y descarga. ¿Para qué, si la guardia urbana hace la vista gorda? Total, a los que fastidian es a todos los demás vehículos que circulen por allí...

En fin, que estoy un poco harto de las políticas poco realistas, de la permisividad con ciertos vehículos, como los millones de camionetas de reparto (otro día hablaré de la impunidad de los taxis) y de la escasa fiabilidad y masificación del transporte público. Y tenía ganas de quejarme. Y tengo un blog. Salud.

viernes, noviembre 25, 2005

¡Hijosdeputa, han matado a Pat Morita!

[Iba a escribir un artículo sobre cómo habría que quitarle todas las subvenciones y exenciones a la iglesia católica... ¡Pero esto es más importante!]

Hoy ha muerto un gran hombre. Pat Morita, cuyo auténtico nombre era Señor Miyagi, el hombre que nos enseñó la diferencia entre dar cera y pulir cera, a lavar coches o a cazar moscas con palillos para estar en forma, nos ha dejado. Y estamos tristes.



Dicen que ha muerto de muerte natural. Y dicen que tenía una enorme mansión en Hollywood, y que estaba forrado, y que era un disoluto... ¡Tonterías!
Miyagi sensei era una persona ejemplar, que trabajaba de conserje y jardinero en el edificio de apartamentos donde vive Daniel san (Karate Kid mismamente). Era un hombre frugal, que había perdido dos familias y no estaba para hostias. Eso sí, cuando había que repartir estopa, repartía. ¡Y de la buena!



No, no ha muerto de muerte natural. No puede ser. La campaña de descrédito iniciada (llamándole millonario) señala claramente al entrenador del gimnasio Kobra Khan, que no pudo digerir la tremenda humillación que le infligió el gran Miyagi.
Eso sí, en el tema de las drogas ya no estaría tan seguro... sólo hay que verle los ojos en Gremlins para darse cuenta de que, bien, bien, no estaba. Claro, que esa fue otra fase de su vida: tenía una tiendecita de cachivaches en un barrio cutre... y es que Miyagi siempre fue un nómada polifacético....
Al final nos quedamos sin el esperado duelo con David Carradine (Kung Fu) o, lo que es lo mismo, Kwai Tchang Kane vs. Miyagi sensei. (Ya me parece oír el "Round One, ¡Fight!").
En fin, que te echaremos de menos, maestro. Estés donde estés, descansa en paz.

sábado, noviembre 12, 2005

Contra la censura de "Bully"

El nueve de Mayo de este año, Rockstar Games anunció el próximo lanzamiento de un juego que están desarrollando, titulado "Bully". Este videojuego, cuya venta o alquiler estará prohibida a menores de 18 años trata de cómo un alumno nuevo recién llegado a un colegio de tipo inglés (alumnos internos, vestidos de uniforme...) con la cabeza rapada tiene que ir abriéndose paso mediante el "matoneo" contra otros alumnos y profesores del centro. En la web hay dos capturas de pantalla y un trailer de anuncio, algo habitual en las previas de lanzamientos de este tipo de productos.

Bien, pues resulta que las organizaciones "bienpensantes" están lanzando ya una campaña de censura para tratar de impedir su publicación. Un juego que, desde luego, no está terminado, al cual nadie ha jugado, ni ha visto nada excepto la nota de prensa, las dos pantallas y el tráiler. Ayer mismo, el 11 de noviembre, La Vanguardia publicaba un artículo titulado "Alarma por un videojuego de matones de colegio". En él se indica que una serie de organizaciones ya se han movilizado para impedir la publicación del juego en España, EEUU y otros países. O sea, que ni siquiera lo han visto, saben de qué va (salvo a muy grandes rasgos) y, mucho menos, han jugado a él. Pero ya están tratando de negarnos que podamos probarlo.

Los argumentos que usan son muy convincentes: "Es que habla de el acoso escolar y el matonismo, dos temas muy sensibles". Cierto, pero hay decenas de juegos sobre la guerra de Irak, en los cuales un chaval puede bombardear ciudades o disparar sobre decenas de personas sin que haya cundido ningún tipo de alarma. "Es que, aunque indicado para mayores de 18, resulta que los padres se los compran o los alquilan a petición de los chavales, sin mirar las etiquetas de advertencia. Y los chicos se los pasan." Eso, si acaso, será culpa de los padres o de quien venda a esos productos a personas que no cumplen los requisitos.




Está claro que yo no permitiría que los menores se recreen jugando a juegos como Grand Theft Auto, Bully o Carmageddon, pero no creo que la censura sea la solución. Simplemente, cada edad tiene sus productos. Y además, estoy convencido de que se sobrevaloran los efectos de estos productos, como los de las series de televisión y otros, contra los que ciertas organizaciones arremeten cada cierto tiempo.
Si pretendían censurar Dragonball por su contenido violento, y quieren vetar juegos porque tocan temáticas actuales sensibles, quizás, de lograrlo, en un futuro pretendan volver a elegirnos qué libros podemos leer, y qué debemos pensar. Y no. Comprar un videojuego es un acto voluntario. Y yo quiero ejercer mi derecho a decidir si quiero comprarlo o no. Y tengo más de 18 años. Y me horrorizan mucho más esos simuladores de vuelo subvencionados por el departamento de defensa de Estados Unidos en los que los chicos aprenden a hacer volar cazabombarderos y a usarlos en misiones de eliminación en "guerras justas", pero no pido que los censuren. Simplemente, no los compro.

Otro ejemplo: A mí me aburren soberanamente los culebrones machistas tipo "Gavilanes" y similares, y los considero bastante retrógrados y hasta perniciosos, pero no se me ocurriría pedir que los censurasen.
Y no estoy en contra de cualquier tipo de censura, al contrario: me parece correcto que se censuren videojuegos de corte abiertamente xenófobo o racista, que alienten a atentar contra los principios básicos de las personas, pero creo que no es el caso. Y que, de todas maneras, debe verse el producto final antes de emitir ningún juicio.

Hace algunos años se empezó a distribuir por Internet en Alemania un juego de corte netamente fascista: un shoot'em up muy pobre (tipo Doom) en el que el protagonista, un hombre blanco de tipo ario, iba eliminando mendigos, judíos y todo tipo de personas consideradas "inferiores" por los nazis. Su distribución fue censurada y perseguida por las autoridades. Bien hecho. Pero antes se comprobó que en el juego se alentaba a cometer actos claramente delictivos, ilegales e inmorales.

Por tanto, que se termine de desarrollar "Bully", que salga a la venta, y una vez que se pruebe el juego y se conozca cómo funciona, qué se puede hacer, y qué no, y de qué trata exactamente, que se aconseje o desaconseje su compra, si se considera necesario. Pero desde luego, prohibirlo a todos los ciudadanos impidiendo su publicación no es el camino. No si pretendemos que vivimos en una democracia.

martes, octubre 25, 2005

Temujín y Tamerlán

Gengis Khan, a quien su madre llama Temujín, decide un lluvioso día de 1206 que está hasta las narices de la estepa,y que le apetece merendar en París. Reúne a un buen montón de guerreros mongoles y, cabalga que cabalgarás, asediando y saqueando, se plantan en París. Por desgracia, los caminos son tan malos que al bueno de Temujín se le pasa el hambre con tanto traquetreo, y decide volver a casa.

Cuál es su sorpresa cuando su madre le da un coscorrón nada más bajarse del caballo. Le dice que a ver que se ha creído, que llevaba varios años sin venir de visita ni escribir, ni nada, y que ni conquistas ni leches, que madre sólo hay una y hay que respetarla. Gengis Khan, poderoso emperador del mundo, pide perdón cabizbajo y entra en la tienda de lona a cenar con la familia.

150 años después Timur el Cojo, más conocido como Tamerlán, decide que a él también le apetece tomarse un chocolate y unos bizcochos en algún café elegante de París. Sin pensárselo dos veces se sube a su caballo, llama a sus amigos y compañeros de la estepa y cabalgan en pos de aventuras. De juerga por la Europa central, van arrasando y sembrando el terror, con asedios, saqueos y pillajes a sangre, a fuego y a todo lo demás.

Tras pasar un aburrido invierno en Tashkent, en 1391 toman Samara, Kabul, Bagdad y todo lo que se les pone por delante. Tamerlán, hastiado por lo lejos que sigue quedando París da media vuelta y se pone a conquistar la India.
Sabe que debe volver a casa, pero le da miedo la reacción de su madre (no en vano sabía lo que le había pasado a su antecesor), así que pone la directa y acaba muriendo en 1404 mientras planea la conquista de China. Su madre nunca le perdona que no le felicitase los cumpleaños.

viernes, octubre 21, 2005

La vida salvaje

Ayer estaba mirando hacia el techo de mi habitación. Eso implica que estaba tumbado, aunque no que tuviese compañía femenina (tanta hambre hay que pasar...). Como digo, ayer estaba mirando al techo, y de repente, ví que había una pequeña mancha de humedad. Esas típicas manchas en el techo blanco, que se ponen de color amarillento oscuro y toman formas extrañas. Pues esas.
Era pequeña y con forma como de ciprés, estrecha y alargada, así que no me preocupé. Bueno, pensé que un siglo de estos debería volver a pintar el techo, o conseguir desaprensivamente que algún joven bienintencionado (léase mi padre) lo repintara de forma gratuita. Pero eso fue todo.

Lo malo es que hoy me he dado cuenta de algo curioso: esta noche ha crecido. Estando como estoy estirado en mi cama (me cuesta tanto levantarme por las mañanas que consulto el correo internetil con el teclado encima de la almohada), bueno, estirado, como decía, cada vez se ve más grande. Y ya no parece un ciprés. Ahora parece otra cosa, que no sé como llamarlo, porque me da cierto reparo usar palabras tabú. Bueno, pues que cada vez más se parece a un sexo femenino. Esto es, a un coño.

Y es curioso, porque cuanto más la miro, más me siento atraído hacia ella. Hace un momento me puesto en pie sobre la cama y he intentado tocarla. No he llegado, porque los techos de este piso viejo son altísimos, incluso rebajados con el falso techo de yeso. Y lo peor, que no lo he dicho, es que siento ganas de lamerla, a ver a qué sabe.
Lo sé, lo sé, sólo por decir eso ya me van a crucificar: que si lamer una mancha del techo está prohibido en los cincuenta y un estados de la unión, que si me van a excomulgar... ¿a excomulgar? ¡¡Pero si nunca he comulgado!! (Ahora viene cuando me cae un rayo justiciero del cielo, por ateo. ¡Ahivá, si no ha pasado nada!)

En cuanto consiga volver a levantarme, voy a por una escalera y no creais que me iré de casa sin lamer esa mancha-coño. Tengo que comprobar si es solamente agua filtrada o hay algo más. Tengo que descartar (o no) que alguna joven veinteañera vecina de arriba se haya estirado en el suelo en estado de gracia, y sus esencias hayan traspasado el techo como si fuese papel cebolla. Que ya se sabe que las mujeres tienen grandes poderes ocultos, y yo me siento como uno de esos caballos sementales que, sólo pensando que huelen a feromonas de yegua, se ponen nerviosos y no dejan de piafar y relinchar, mirando a su alrededor. Es la vida salvaje...

jueves, octubre 20, 2005

Cómo prevenir la gripe aviar en Barcelona

Para prevenir la epidemia de gripe aviar que se avecina creo que lo lógico es empezar por eliminar todas las posibles fuentes de contagio, esto es, las palomas y las gaviotas que sobrevuelan nuestra hermosa y cada vez más cara ciudad.
Para ello, a partir de ahora en los CAP de cada barrio (recordemos que es una crisis sanitaria) se repartirán escopetas de caza con cartuchos de postas. El sistema es sencillo, el ciudadano da una fianza y se le provee de una escopeta y diez cartuchos. La fianza lógicamente se le devolverá al reponer el arma.
Al apuntarse a este plan extraordinario, el ciudadano se compromete por escrito a disparar únicamente contra palomas y gaviotas (los loros raros que escaparon del zoo y que pueblan muchos árboles de la ciudad condal están sujetos a revisión), y no contra animales enjaulados tales como periquitos, carolinas o canarios. Se rechazará además a todos los candidatos que cuenten con antecedentes penales, porque no nos interesa que esto se convierta en el oeste.

Bien, una vez que el ciudadano tiene su arma y sus cartuchos, cada vez que vuelva a su CAP a buscar cartuchos tiene la obligación de traer al menos una pieza por cartucho. En caso contrario, deberá devolver el arma y ceder la oportunidad a otro ciudadano. Recordemos que son de postas, así que en caso de bandadas puede acabar con varios de estos funestos animales de un solo tiro (y dejarlos bien destrozados...). En ningún caso se contarán como válidos trozos de animales o palomas y gaviotas muertas por enfermedad, que hay mucho listillo. Tienen que tener heridas mortales de postas.
Mediante este plan se prevendría en pocos días un posible contagio por parte de esas ratas voladoras, y de paso se liberaría al ciudadano barcelonés de la servidumbre de tener que mirar constantemente hacia el cielo para tratar de evitar las defecaciones, plumas, pulgas, etc que constantemente segregan sobre nuestras indefensas cabezas.
En un principio será tarea sencilla, muchos de los ciudadanos voluntarios correrán a los puntos de reunión de palomas y gaviotas, como plaza de Catalunya y dispararán sobre enormes bandadas, causando gran mortandad. Pero poco a poco, sólo los más expertos cazadores serán capaces de volver a su CAP con la mirada orgullosa de quien ha conseguido acabar con diez de estas peligrosas aves.

Por último, destacar el carácter festivo con el que se revestirá esta necesaria intervención: se otorgarán premios para los mejores cazadores, y al ciudadano que traiga más piezas se le dará un trofeo, se le nombrará ciudadano distiguido y se le otorgará la creu de Sant Jordi en reconocimiento a su labor sanitaria.

martes, octubre 18, 2005

Nadie se hace malo de repente

Nemo fuit repente turpissimus, o sea que nadie se hace malo de repente. Lo decían los romanos, lo repiten Gilbert Grissom y sus secuaces en la serie CSI: los aspirantes a psicópatas, violadores y asesinos normalmente empiezan mirando, espiando. Y poco a poco su cuerpo les pide más.
Independientemente de que tras cada persona "mala" (qué blanco y qué negro es dividir entre buenos y malos, señor Bush ¿Y los grises?), decía que tras cada persona "mala" hay una serie de causas, unos fallos en la educación, unas insatisfacciones creadas que le hacen comportarse así. Pero una cosa es comprenderlo y otra, muy distinta, disculparlo. No se puede tolerar que nadie agreda a otra persona, que la obligue a hacer cosas contra su voluntad. Que la hiera o la mate. No.

Y sin embargo, ¿qué se hace con esas personas una vez que los mecanismos de defensa de la sociedad han actuado, una vez que se les han parado los pies? Se les pide que se reformen, y para ello se les encierra en un edificio lleno de gente que tampoco encaja y se tira la llave. Unos pocos mueren, algunos se reforman y bastantes reinciden. Y los que no lo hacen es por el miedo al castigo, buscan otras maneras de sublimar sus tendencias. Y las encuentran si pueden, y si no, reinciden. Y no se les hace ningún seguimiento, y nadie se preocupa de si han vuelto a las andadas hasta que vuelven a pillarles.

Gran parte de la culpa la tienen la educación y la cultura, o mejor, la falta de ambas. Y para luchar contra ese monstruo que es la ignorancia, para evitar el de la intolerancia, para evitar la creación de más personas socialmente deformes, nuestros gobiernos gastan lo mínimo. Porque una carretera se puede construír en unos meses, pero los resultados de una buena educación tardan muchos años. Y aquí, y ahora tendemos a despreciar el largo plazo. Así nos va.

martes, octubre 04, 2005

Pisadas vestidas de rojo

After all the jacks are in their boxes
And the clowns have all gone to bed
you can hear happiness staggering on down the street
Footprints dressed in red
and the wind whispers mary

Después de que todas las sotas estén en sus cajas
y de que los comodines se hayan ido a la cama
puedes oír a la alegría tambaleándose calle abajo
pisadas vestidas de rojo
y el viento susurra Mary


Siento fascinación por "The wind cries Mary", de Jimi Hendrix. Esta balada tiene una letra impresionante, conmovedora. La he escuchado tantas veces que a veces hasta le echo en cara al amigo Jimi que ponga un tono de voy tan chulesco: más suavidad le vendría bien, quizás. Aunque da igual, es una obra maestra. Además, también le suelo echar en cara que se muriese, en vez de seguir viviendo y componiendo y tocando así. Ahí estamos, inconformista. Y cómo me apasiona esta letra...

A broom is drearily sweeping up
the broken pieces of yesterday's life
Somewhere a queen is weeping
Somewhere a king has no wife
And the wind cries Mary

"Una escoba está barriendo, deprimente,
los trozos rotos de la vida de ayer
en algún lugar una reina está llorando
en algún lugar un rey no tiene esposa
y el viento grita Mary"

Qué palabras... en inglés suenan mágicas, como en un hechizo.

En fin, te deseo que las luces del tráfico (semáforos) no se pongan azules (tristes) mañana.

P.

sábado, octubre 01, 2005

París, aaah, París

Jau, amix

Aprovechando que estoy lamentablemente ebrio voy a aprovechar para contaros donde pasé mis vacaciones veraniegas. Resulta que hice un viaje a la ciudad de la luz, París.
La verdad es que el viaje moló: hicimos una primera etapa en coche desde Barnacity a San Pardillo, un pueblo de 3 habitantes situado más allá de Clermont-Ferrand. Dormimos en un hotel/motel donde podrían rodar una peli de lo raro que era: no había váteres en las habitaciones, pero sí había bidets... mmmh debe de ser que soy francés, y claro, me cuesta.
El segundo día llegamos a París, que estaba a cuatrocientos y poco kilómetros. Llegamos pronto, pero por desgracia, nos costó lo nuestro encontrar el cámping del Bois de Boulogne, que está mal indicado con ganas en la ciudad. Suerte que era domingo, porque si no, habríamos muerto. Las instalaciones del mismo están como hace diez años cuando las visité por primera vez, es decir, precarias en cuanto a servicios. Parece ser que lo único que les importa a los que llevan el cámping es hacer dinero, claro.
El tercer día fuimos a la meca del tío Walt en Europa, es decir, Eurodisney, o Disneyland París, como lo llaman los lugareños. Lo pasamos bien, es un parque temático de primer orden, y como tal te lo cobran, pero en fin...
El cuarto, quinto, sexto y séptimo día estuvimos dando vueltas por la ciudad, visitando museos, sitios emblemáticos y galerías comerciales, ahí, a saco. De Montmartre a las Lafayette.
Los tres últimos días los dedicamos a descansar. Me explico: viajamos hasta Pontorson, un pueblecito normando en la frontera con Bretaña que tiene la particularidad de estar a 20 kilómetros del Mont Sant Michel, un lugar que queríamos visitar tant sí com no. Y lo hicimos, vaya si lo hicimos.
Acertamos el cámping (buenas parcelas, buen tiempo, piscina, sauna, trato genial) y nos quedamos tres días descansando y haciendo excursiones a las localidades vecinas.
Y de allí vuelta para casa: llegamos a Tolouse, dormimos en un hotel y al día siguiente, previo paso por Carcasona, llegamos de vuelta a la ciudad condal.
Total, un viaje cansado, pero muy gratificante. Es lu ca iá.

Miau,

P.

viernes, septiembre 23, 2005

Me paseo enmascarado

Larvatus prodeo. Me paseo enmascarado, en latín. He leído esta frase en un libro, en algún momento, la he copiado en una de mis numerosas libretas y ahora la copio aquí. Inútil mencionarlo, he olvidado de qué libro la saqué, como siempre.
Me paseo enmascarado, cuando la gente se cruza conmigo realmente no me ven a mí, ven mi máscara. Incluso cuando hablo con los demás, cuando me relaciono, cuando sonrío. Enmascarado.

Hay momentos en que llego a engañarme a mí mismo, pero no del todo. En el fondo sé que soy el impostor de siempre. Mentir es vivir con miedo, y aquí todos mentimos demasiado, o eso creo. Como decía el bueno de Lenny Cohen "if you want another kind of love, I'll wear a mask for you", pero tampoco se trata de eso.

Es lo que hacemos desde que, de pequeños nos vendieron que seríamos algo grande, y así estamos desde entonces, aparentando. Somos pequeños, tristes y débiles, y a menudo sacos de lágrimas contenidas. Y de vez en cuando, muy de vez en cuando, la suerte nos favorece, y entonces parece que la calle cambia de color, que el sol brilla más y mejor, que todo el mundo es bueno. Y casi todo el mundo es bueno, pero por qué llevarán los demás máscara si todos somos tan buenos...

jueves, julio 28, 2005

Locura motorista (Motorbike madness)

Jau

Hace ya algún tiempo que me estoy planteando el escribir algo sobre el mundo de las motos guarras que van por ciudad. Antes de tener ciclomotor yo no entendía como mucha gente era capaz de comprar merchandising de Joe Bar's Team, un cómic francés centrado en los motoristas.
¿Por qué, os preguntareis? ¿Acaso no hay motoristas en el mundo, y aficionados al motociclismo? Sí, respondo, mas no pareceis ser conscientes de lo feo que es, tanto el dibujo del cómic de marras (the marrows) como el merchandising en sí. Sobre todo este último. ¡Es cutre, pordió!



A ver, que los dibujillos hacen mucha gracia porque son muy caricaturescos. Pero de ahí a tener una camiseta blanca con las caras de los feos protagonistas con casco...
En fin, quién soy yo para juzgar, que me calzaba camisetas de Metallica (con lo feas que son siempre, que mal resuelto tienen el diseño esos exgreñudos).

[corto paréntesis navegando por la web]



Bueno, debo reconsiderar mi opinión. Los tipos que han creado esta serie son unos GENIOS!! Se están forrando vendiendo merchandising cutre a moteros, por lo que parece. ¿Cómo lo intuyo? Pues porque tienen una amplísima gama de productos, desde pegatinas para motos y cascos hasta gorras, mochilas y camistas... ¡¡y hasta pañuelos de cuello!! (Y además sus cómics tienen gracia)



Si además venden cómics ¡¡se estarán forrando!! (Y sí los venderán, porque en Francia se venden cómics a toneladas, no como en nuestro culturalmente subdesarrollado país, qué lástima que la gente pague 6 ebros por un cubata y no sea capaz de gastarse 3 en una revista o un tebeo...)

Pensando en el tercer mundo cultural en que vivimos (ni libros, ni revistas, ni tebeos, ni ná... crónicas marranas, a ver quién hace más ruido y se la saca) me he puesto melancólico, así que hasta aquí hemos llegado.

Eso sí, un día de éstos voy a engañar a alguien para hacer un cómic sobre motos, lo voy a presentar en FRANCIA y me voy a forrar. Y si no, al tiempo.

Salú para totoh.

viernes, julio 22, 2005

La invasión de obras y turistas

Ha empezado el verano de verdad en Barcelona. ¿Que cómo lo sé? Pues porque Clos se ha dedicado a rodear mi casa con obras. Hay obras por todas partes, incluso en el metro. El intercambiador de Sagrera va a dejar sin un transporte decente (hay buses, claro) a un montón de personas que vivan "más allá". Bueno, siempre pueden viajar a la Vall d'Hebrón. O algo. Eso sí, en la cinta que te ponen en el metro explicándote lo que hay te dan las "gracias por tu colaboración". A lo mejor deberían decir "por tu santa paciencia, que cada verano te hacemos la vaca".
Y es que las obras son estupendas, lo tienen todo. Te incomodan, porque te levantan aceras por las que solías ir, y calles por las que solías conducir. Provocan ruidos tremendos a las horas más intempestivas. Y además, no se acaban nunca. Claro, empiezan tantas que no debe haber suficientes obreros, o algo. Gracias, señor Clos, por cambiarle la cara a la ciudad OTRA VEZ. Y por molestarme durante mi estación favorita.

Me pregunto qué pensarán los guiris de las obras. Porque claro, a pesar de que últimamente no nos libramos de ellos ni en invierno (¡¡Santa paciencia tenemos!!) resulta que en esta época es cuando más contingentes turísticos desembarcan en la ciudad. Y se la encuentran toda patas arriba, supogno que es para que vean que "se están haciendo cosas". O algo así.
De todas maneras, hay tantos guiris por todas partes que no se puede ni pasear tranquilo por el centro. Bueno, por el centro y por cualquier parte, porque a algún descerebrado se le ha ocurrido que un edificio polvoriento a punto de derrumbarse de tu barrio es visitable y... ¡ya los tienes a todos aquí! Con su calippo, su sombrero ridículo, sus gafas de sol y sus sandalias con calcetines.

Me pregunto por qué para dejarles venir aquí no les obligan a hacer un curso de cómo vestirse en un país cálido, que ya está bien de cutreces, un poco de estilo, por favor, que los únicos que se saben vestir son los italianos.

¡¡Grandes y gordos del norte!! ¡¡Aprended moda de verano!!

Un día de éstos voy a coger una cámara de fotos, voy a crear "guiriscutres.com" y os voy a fusilar a todos...

He buscado dos minutos por google y ya tengo varios ejemplos:



Veamos, estos franceses. El señor francés, que es el que hace la foto, debe aprender fotografía, porque está haciendo un contraluz clamoroso, y no se ven las caras de sus familiares, casi. En cuanto a la moda: los niños, tira que te vas, pero a la señora habría que encarcelarla en las mazmorras: bolso-riñonera gigante, sombrero amarillo (sin comentarios) y... ¡¡pues no me lleva una camiseta ombliguera y encima una camisa rosa!! ¿¿Significa eso ni frío ni calor?? ¡¡Que la detengan!!

Como segundo ejemplo tengo ésta.



Dejando aparte que también es un contraluz, analicémosla en profundidad, porque aquí sí que hay chicha.



Este simpático señor que parece algo perdido va muy juvenil, aunque peina algunas (o muchas) canas. Nada que objetar si no fuera porque... lleva pantalón corto, pero para compensar, unos calcetines que le llegan casi a las rodillas. ¿Sabía que pa' eso existen los pantalones largos?



La familia guirierín. A ver, sobre la señora, nada que objetar, va algo cutre pero fresca. Pero el amigo cachitas... a ver, señor cachitas, es necesario que lleve una camiseta sin mangas, un pantalón de deporte y bambas... ¿para llevar un carrito de niño? ¿Es un nuevo deporte? ¿Piensa, en un momento determinado echárselo al hombro y correr cien metros lisos? Y el niño ¿También va vestido de deporte? ¿Y el dorsal dónde está?



Estas dos simpáticas mujeres también tienen delito. A ver, queridas, ¿estamos en la india? No, aunque si la pregunta fuese sobre Pakistán... ¿sois musulmanas? No, porque no llevaríais el pelo suelto, a lo loco. Entonces... ¿Por qué caramba vais vestidas con sarís hindúes? "Porque son muy frescos y de paso damos la nota." Claro. Nada que objetar, pues.



Por último tenemos al señor prototipo, al que ya echábamos de menos. ¿Sandalias con calcetines? Pues sandalias por si tengo calor, y calcetines por si tengo frío. Y ahí me las den todas.

Estoy viendo que he sido algo negativo, destructivo sin ser constructivo. En una próxima sección daremos directrices para que vosotros, amigos guiris que nos invadís, sepais como vestiros en la Condal Ciudad sin provocar las justas carcajadas de los lugareños.

Salú.

miércoles, junio 08, 2005

Quieres ser americano

Hoy tenía ganas de música alegre, así que entre otras me he puesto esa mítica canción de Adriano Celentano "Tu vuò fa l'americano". O sea "Tu quieres hacer de americano", un tema que está de muy rigurosa actualidad en nuestro terruño.
Cuando los niños pequeños (y no tan pequeños) se llaman Johnny, Kevin y Sheila, cuando lo más cool es estar in y si no siempre puedes ser un freakie del progressive, del tunning o de las novelas de Ruth Rendell, la cosa está mu malita. Y ojo, que lo está en todas las capas sociales, no sólo en las se hace más palpable.

En las capas altas se defiende lo de aquí, pero luego te compras un ford o un chevrolet camaro, y te vas de vacaciones a los USA, y te sientes trendy y te vas a ver la última película de Hollywood o de Sundance, o llevas a los niños al Holiday on Ice (¡a ver patinar al ratón mickey, dioxxx!). Nadie se salva.

Por eso abogo por crear una versión castellana o catalana actualizada de la mítica canción de Celentano que se adapte al aquí y ahora de nuestra invadida sociedad.
Un trozo de la letra de la versión original que me encanta es:



Tu vuò fa l'americano!
Mmericano! mmericano
Siente a me, chi t' ho fa fa?
Tu vuoi vivere alla moda
Ma se bevi whisky and soda
Po' te sente 'e disturbà.

Tu abballe 'o roccorol
Tu giochi al basebal'
Ma 'e solde pe' Camel
Chi te li dà?...
La borsetta di mammà!

Tu vuò fa l'americano
Mmericano! mmericano!
Ma si nato in Italy!
Siente a mme
Non ce sta' niente a ffa
O kay, napolitan!
Tu vuò fa l'american!
Tu vuò fa l'american!
Quieres hacer de americano
Mmericano mmericano
Escúchame, ¿de qué te servirá?
Quieres vivir a la moda
pero si bebes whisky con soda
después te sentirás mareado.

Tú bailas el rocanrol
tú juegas al beisbol
pero tu dinero para Camel
¿quién te la da?
¡El bolso de mamá!

Quieres hacer de americano
Mmericano mmericano
Pero has nacido en Italia
Escúchame
no hay nada que hacer
¡Okay, napolitan!
¡tú quieres hacer de american!
¡tú quieres hacer de american!


Un día de estos me voy a poner a componer y la cocacola y el rocanrol van a ser lo de menos...

martes, junio 07, 2005

Nosotros somos los zombis

Hubo un tiempo y un lugar en el que la gente no corría de un lado para otro a pie, en coche, en metro, chillando, pitando, agolpándose para llegar a un mismo lugar, hacer unas mismas cosas, volver a casa pitando/agolpando, a sentarse delante del borrador de mentes y a dormir para al día siguiente volver a empezar.

Hubo un tiempo en el que el ansia de dinero, de más dinero, de montañas de dinero, para comprar objetos, muchos objetos, montañas de objetos, de servicios, de favores, una casa con piscina, dos coches, un viaje a australia/de crucero/en tres días, todo ello era algo risible y absurdo. ¿Para qué quieres piscina en una casa a la que sólo vas a dormir?

Hubo un tiempo en el que las enfermedades eran físicas, resultado del entorno, y no mentales, resultado de la presión social, el estrés, los sueños/metas impuestos, irreales/incumplidos...

Y todo ello ¿para qué? La felicidad está en el equilibrio, en saber que tienes lo que necesitas, en necesitar poco y no desvivirse por más. En disfrutar lo que hay. La sonrisa genuina de un niño, el vuelo de helicóptero de una libélula sobre un estanque. Pero no nos convencemos. No queremos lo que tenemos, queremos más.

En la película de George Romero cae un meteorito en un cementerio y los muertos vuelven a la vida, pero aquí no necesitamos ningún meteorito. Nosotros somos los zombis.

miércoles, mayo 18, 2005

Imperdible

Jau.
Tras un crucero por la web he constatado que la perversa cadena zorril (fox) no ha sacado al mercado la serie del Imperdible Parker Lewis en DVD. Eso es ser mala gente, caramba.
Algunos recordamos con alegría el instituto Santo Domingo, cuyos alumnos eran una marea de flamingos dirigidos con mano dura (MUY dura) por la directora, la senyoreta Musso.
Park, Mickey, Jerry y Larry Kubiak forman parte de nuestra adolescencia, o sea que molaría que esos yanquis que todo lo sacan en DVD se arriesgasen un poco lanzando esta magnífica serie. Yo la compraría.

Eso por no hablar de los disparatados y divertidos personajes secundarios, como la inigualable senyoreta Musso con su dedo que suena como un látigo y parte cristales, el pelota Frank Lemar, Nick (creo), el guaperas del bar donde van siempre todos, Annie, la novia de Parker, su hermana Shelley o los inimitables Marty Lewis y su mujer, los padres del protagonista.



De todas maneras, y en espera de que eso suceda, resulta que algún alma caritativa con mucha paciencia ha ripeado los capítulos de las tres temporadas y los ofrece desinteresadamente. No obstante, hay un problema: la serie sólo está en inglés, lo cual está muy bien, pero me gustaría comprar una versión editada aquí en la que se incluyesen los doblajes en catalán, porque es como yo los recuerdo, y me gustaría alternarlos con los originales. En fin, che será, será

Talaprósima.

miércoles, mayo 04, 2005

Guadalajara es guay

Hoy, circulando por la condal ciudad, me he topado con un taxi que llevaba una enorme pegatina en la que ponía "Guadalajara es guay". Automáticamente me ha entrado la risa tonta, con grave riesgo de mi vida, pues conducir no es ningún juego. No conduzcais riendo, amigos. Y oye, que no tengo nada en contra de Guadalajara, que sólo fuí una vez y debe de hacer unos veinte años, yo era un joven adulto y no recuerdo absolutamente nada. O quizás no fuí nunca, quién sabe (mi madre sabe). Pero usar una coletilla como "es guay" parece un poco rancio desde... no sé, 1987, quizás.
Pues la pegatina parecía muy nueva, y el coche no tenía más de tres años. Pero qué sabré yo, si me suspendieron una de publi...

Ya puestos, voy a criticar a los capullos que hablan por el móvil mientras conducen, que los hay, y muchos. Amigos: un día de estos voy a estampar mi moto contra vuestro parachoques, y voy a tener que aprender a volar muy rápidamente. O bien, vosotros, a fuerza de hacer eses, tropezareis contra un camión que venga en sentido contrario. O incluso puede que me arrolleis cuando cojo la forma de peatón. Conclusión: si quereis hablar por el móvil parad en doble fila, hijosdeputa. Gracias.

Por último, ná, comentar que... el odiado Chelsea de los trescientos mil millones de euros, con los mejores futbolistas del mundo (o eso dicen) y el entrenador más chuleta de la galaxia (eso lo digo yo) ha sido eliminado por el Liverpool en las semis de la Copa de Europa (yo paso de champiñones). Y además, con un gol de Luis García. ¿Quién decía que no hay representantes españoles en competiciones europeas?



Ná, Abramovich, a seguir gastando millones y millones de euros para acabar eliminado. Un año en cuartos, otro en semis, el próximo perdeis la final, y el siguiente no quedará pasta y enviarás al club a la Division Two por impago, que me lo veo!

miércoles, abril 27, 2005

De ciclomotorista a ciclomoturista

Jau,

¡Pues sí, amix, tengo una moto nueva! Bueno, nueva de hace apenas nueve años, pero en fin, que tira lo suyo aún, supera ampliamente los cincuenta kilómetros hora, lo cual para un ciclomotor es una proeza.

Y como últimamente tengo mis horillas libres, me dedico a conocer Barcelona a fondo. ¡Quién me iba a decir a mí que este transporte individual iba a ser tan adictivo!

La semana pasada fuí dos veces a la playa (de Bogatell), anteayer subí al castillo de Montjuïc... vamos, que de motorista he pasado a turista. ¡Y me gusta!

No nos engañemos, llevo moto pero preferiría bicicleta. Lo malo es que las bicicletas... ¡¡te las roban sin parar!!
Además tienen otro inconveniente, dejando a parte lo obvio, que a mí no me afecta, ya me vendría bien hacer un poco de ejercicio, ya. El otro inconveniente es que no mola dejarlas aparcadas en la calle por la noche. Y subirlas al piso es un coñazo. Y la moto, entre que no se puede subir, y que queda camuflada con las demás...

Pero lo de llegar a cualquier lugar de la ciudad y aparcar delante sin más, no tiene precio. No volveré a coger coche nunca más, si puedo evitarlo. En ciudad no sale a cuenta.

En fin, que estoy supercontento. Clos, elimina los coches de la ciudad y haz que sólo se pueda ir en bici o moto. ¡¡Venga!!

¡Hasta la peróxima enterega, que será dentro de n días, en el mismo batcanal!

jueves, abril 14, 2005

Las aventuras de un hobbit llamado Sauce

En 1988 Ron Howard dirigió "Willow", una película de género fantástico con profusión de espadas, brujería y seres imaginarios que fue un taquillazo. El guión lo firman George Lucas y Bob Dolman, pero en realidad lo debería haber firmado JRR Tolkien, al menos podrían haber puesto "libremente basado en El señor de los anillos". Y os demostraré por qué.

El protagonista es un Nelwyn (Hobbit), es decir, un humano pequeñito, que vive en una aldea donde todos son como él (Cualquier población de la Comarca tolkieniana). Encuentra algo que el Mal está buscando desesperadamente (¿un anillo? No, esta vez es una niña) y tiene que ocultarlo y protegerlo de grandes jinetes vestidos de negro (los Nazgul, pero sin poderes) con la ayuda de un guerrero casi invencible (¿Trancos/Aragorn? No, Madmartigan) que acaba siendo rey (¿seguro que no es Aragorn?).También cuenta con la ayuda de unos duendes (en vez de ser enanos, son duendes) y de una gran maga blanca, Raziel (Sí, Gandalf se ha vuelto mujer).



De acuerdo, a la niña hay que llevarla al castillo de Tir Ashtleen para protegerla, no al Monte del Destino para fundirla, pero las aventuras pasan durante esa búsqueda, mientras son perseguidos constantemente por los muy malvados caballeros negros. Como final Hollywood típico, cuando ya Sauron/Bavmorda está a punto de hacerse con el anillo/enviar a la niña a no sé donde, cuando ya la tensión es inaguantable: el malvado pierde, ganan los buenos y viva, y olé y de todo. Madmartigan rey, Sorsha princesa y madre adoptiva y volvemos a la comarca convertidos en una celebridad.



A pesar de que le quitan mucho empaque respecto al Señor de los Anillos original (no se ve profundidad ninguna, es una película de aventuras, de dejarse llevar y punto) la trama está muy bien. Además, la complementan con ideas de otras películas:

1. La niña Elora es transportada lejos de la destrucción en una balsita en el río, curiosamente como el niño Moisés sale de Egipto en la Bíblia.

2. El lugarteniente de la Reina Bruja (¿de Orleans?) se comporta exactamente igual que Darth Vader (La guerra de las Galaxias, del propio Lucas 1979), aunque no asume tanto protagonismo.

En fin, que en 1988 hicieron un guión bastante basado en el Señor de los Anillos, pero cambiando cosas para que no les acusaran de plagio. Y funcionó, funcionó muy bien. Supongo que sabeis la "maldición" que pesaba sobre el Señor de los Anillos, cuyos derechos para el cine estuvieron durante años en manos de alguien que no permitía hacer nada con ellos, por eso la única película sobre la novela fue aquella curiosa película (sólo de la primera parte, La comunidad del Anillo) que conjugaba los dibujos animados con la imagen real. Por tanto, creo que Willow estaba justificada, y está lo suficientemente bien hecha (al margen de la máquina promocional de Hollywood, que vendería hasta una olla con agujeros) como para resultar un bombazo.

De hecho, si ves la película ahora, como yo acabo de hacer, engancha y sigue resultando espectacular y muy entretenida, como las de Indiana Jones pero en fantasía medieval.

martes, abril 05, 2005

Chéspir Encoñau

Hoy vamos a hablar de las películas de Jólibud, esas que se llevan premios y más premios sólo por ser correctitas, nada del otro mundo.
No la he visto entera, pero Chéspir Encoñau es una de ellas. Hoy he visto que hacían un anuncio en la tele sobre ella, y he pensado, mira, qué maja la rubia. Pero la peli era una comedieta romántica de tres al cuarto.

Para fabricar una peli así los ingredientes son los siguientes:

1. Ponemos a un personaje histórico, Güílian Chéspir, que es casi seguro que en realidad era homosexual, pero eso no vende. Esto es Jólibud, chavales, el chico ha cambiado de orientación mágicamente. Los maricas, para secundarios chistosos.

2. Ponemos a una rubia delgada que cuando habla en castellano tiene acento de Talavera de la Reina. Y es muy guapa, y no puedo meterme con ella, pero es que... va demasiado limpia, tiene todos los dientes... lo digo porque si es una película histórica, va a ser que en el siglo XVII la gente se lavaba poquito.

3. Nos sacamos de la manga mil cosas que nunca pasaron y ponemos un montón de referencias actuales que se cargan toda posible credibilidad de la película, pero da igual, el espectador medio es un palurdo de Kentucky y tiene que sentirse identificado.

4. Escogemos actor para hacer de Chéspir y cogemos a Ralph Fiennes, un actor como la copa de un pino. No, uy, perdón, mejor cogemos a su hermano tonto, que es más joven, aunque no sepa actuar. Así son las cosas, Ralph, estírate la piel.

5. Estamos producidos por un gran estudio (con todos los sobornos y presiones que eso significa), es una comedieta romántica, supuéstamente de época y en nuestra antigua patria, es decir, en Inglaterra. Pues ya está, siete óscars.



Y por qué pongo una captura de pantalla del juego de máquina recreativa Power Drift (Sega 1988) para ilustrar todo esto? Pues porque últimamente me estoy cascando unas partidillas super-guapas!! :D

Miau.

jueves, marzo 17, 2005

Agresiones sonoras en el metro

Hace ya algún tiempo que vengo preguntándome por qué las autoridades del TMB nos odian tanto a los usuarios del metro que leemos mientras viajamos. Bueno, que leemos, que leemos... que tratamos de leer en los antaño simpáticos trenes subterráneos.
Resulta que esta pacífica práctica cada vez es más complicada, fundamentalmente por tres causas realmente destructivas:

1. Han llenado los andenes con televisores que no emiten más que anuncios y unas piezas cortas demasiado cutres para llamarlas programas (por no hablar de las "noticias", que si desinformar es un arte, alguien se está coronando como genio) que nos invaden la intimidad. Es cierto, cuando empezaron eran mudas, lo cual se agradecía, porque si no querías, pasabas del invento como de la mierda y ya está. Por desgracia, a los publicistas y ladrones en general que las pusieron no les debe de hacer gracia que alguna gente "pase", con lo que el siguiente paso fue que les pusieron un gran altavoz al lado para poder añadirles sonido y asegurarse la atención (incluso la involuntaria) de los que sufren allí esperando el tren. Imaginaos esto mismo tratando de leer.

ATENCIÓN APUNTE: Cuando digo leer me refiero a un libro o un periódico de mínima profundidad, no a hojear el hola, el Periódico o esas mierdas injustamente llamadas diarios gratuitos que al leerlas permanentemente agreden a la gramática e insultan la inteligencia. Para "leer" eso te puede estar tocando la Orquesta Sinfónica de Praga al lado, que da igual. Se han dado casos de personas en coma profundo que, pese a no tener ninguna respuesta externa, leen perfectamente el marca si se lo ponen delante, con lo perdidos que están. Y es que eso no es leer, eso es para monos.

2. La segunda causa son los hilos "musicales" de las estaciones, que se ponen en marcha sin motivo aparente, suenan versiones horribles de canciones estúpidas y, encima, cuando más relajado estás te gritan (porque eso no es decir, es gritar) "¡¡El carterista espera un descuido para actuar!!" ¡¡Coño, qué susto!! ¡¡Al carterista no sé, pero a mí me va a dar un ataque al corazón un día de estos!!

y 3. Por último, cuando al fin consigues entrar en uno de los trenes, sólo tiene que arrancar para que te des cuenta de que te ha tocado: sí, ahí está la maldita banda de pelmas con instrumentos amplificados (¿no podrían prohibir por lo menos los amplis?) que empieza al instante a asesinar (no hay otra palabra) canciones ya de por sí carrinclonas. Y lo peor: no se van en una estación, hay que soportarlos dos estaciones... ¡¡cualquiera lee en esas condiciones!! Y encima te piden propina. ¡¡Oiga, que me está agrediendo, que yo lo que quiero es leer, no escuchar Cielito Lindo!!



En fin, que la vida del pobre usuario del metro/lector es dura... eso, claro, cuando puedes leer, porque si coges un metro en las horas "sardineras"* es que bastante tendrás con empujar para colarte y luego mantener el equilibrio en el medio del vagón como un tentetieso.

¡¡No more ruido!! ¡¡Que alguien le corte el cable a los altavoces de las teles de los andenes!! ¡¡Que se confisquen los instrumentos de los pelmas que se cuelan en los metros a dar la paliza con sus instrumentos amplificados!!
PAU AL METRO, PAU AL METRO!!

*Lata de sardinas: 1. dícese de la cena ideal en todo piso de estudiantes: sólo hay que abrirla y está buena. ¡¡Y desde que se inventaron los conservantes, ya ni siquiera provoca botulismo!! 2. Estar como en una lata de sardinas Ver vagones del metro de BCN en hora punta.

jueves, marzo 10, 2005

El Antifútbol que nos atenaza

Jau,

Estoy HARTO, harto de verdad del antifútbol. ¿Que qué es el antifútbol? El antifútbol es una manera de jugar al fútbol aburrida y ruin, y muy habitual en nuestros días.

Ayer y anteayer hubo Champiñons Lig, y claramente se puede distinguir dos tipos de equipos participantes: los que juegan al fútbol y los que juegan al antifútbol. O los valientes y los cobardes. Por desgracia, parece ser que últimamente suelen ganar los cobardes: El Chelsea, la Juventus o el Milan pasaron eliminando al Barça, al Madrid y al Manchester United. Y hoy seguramente se clasificará el Inter de Milán, como no... juega contra el Oporto. Y podría hablar también de los alemanes del Bayern Munich, pero qué más da... también están en cuartos.
¿De verdad a alguien le apetece ver una final de la Copa de Europa Juventus - Milan o Chelsea - Inter? ¡¡Por dios, que su sistema de juego aburre hasta a las ovejas!! ¡Que hay que tener mucha fe para ver un clásico de la liga Italiana, que son de lo más aburrido!

Como estoy de buen humor te explicaré los ingredientes que necesitas para formar un equipo de esos: necesitas defensas, muchos defensas. Y cuando crees que tienes suficientes, entonces fichas más, por si se lesiona alguno de tanto pegar patadas. Y luego fichas a centros de contención, porque tienes que formar dos lineas de cuatro defensas. Por último, fichas a tipos que solo corran. No tienen por qué ser excesivamente habilidosos, basta con que corran y chuten fuerte. Unos deberán saber centrar y los otros cazar balones en el aire y meterlos en la portería. Todo se basa en no dejar jugar al rival y marcar algún gol al contraataque. Y final del partido. Cuando venga un equipo que tenga una filosofía de ataque será un partido aburrido, pero soportable. Si viene otro equipo como el tuyo, va a ser realmente soporífero.

Releyendo lo anterior, parece que la mayor parte de ese tipo de equipos viva en la liga italiana, en el Calcio. Es verdad, allí impera ese tipo de juego rácano, y todos los equipos lo practican, pero no es el único lugar. En cada liga hay algunos equipos así. En la liga española está el Valencia, por ejemplo.

Y por qué no hablar de las selecciones, o la tremenda derrota que supuso para el fútbol de ataque el que Grecia ganase la eurocopa. Por dios, que NO TENÍAN JUGADORES!! A ver, entre los jugadores de Grecia, que me digan alguno bueno!! ¿Nikopolidis, Giannakopoulos, Charisteas? No Me Jodas. Claro, que en las selecciones es más habitual aún montar equipos cobardes... cada mundial y cada eurocopa aparecen.
En fin, por suerte siempre nos quedará Brasil.



¡¡Dioxmío, si es Cafú!! ¡¡Aaarggghhhhhh!!

miércoles, febrero 23, 2005

Carne de Carnaval

[a.k.a. Carnival Flesh]


Por circunstancias del destino, que como sabeis no está escrito en las estrellas sino que viene de regalo en algunas cajas de cereales, este Carnaval comprobé las diferencias entre las fiestas en Barcelona y en Tenerife.

Vaya por delante que yo soy un entusiasta del Carnaval a la par que un sesudo estudioso del mismo, como bien puede verse en las galerías de fotos de mi web Peterland.

Yo nací en la reusense villa de Reus, y como sin duda ignorareis [pues estudiar más, ¡furros!, que diría Makinavaja] allá el Carnaval se vive bastante, con lo que mi interés

Pues bien, tras un intenso y sesudo estudio comparativo al más puro estilo doctoral, la meditada conclusión a la que llegué es la siguiente: ¡¡PUTA MIERDA el Carnaval de BCN!!

De verdad, en Santa Cruz de Tenerife el Carnaval dura mínimo DOS SEMANAS, TODO EL MUNDO va disfrazado por la calle y el ambiente se palpa en cualquier parte, te envuelve el buenrrollismo y te transforma en un adicto.

Pero me explicaré: el fin de semana propiamente dicho de Carnaval los vuelos a la isla eran terribles, estaban todos los buenos agotados, así que mis compañeras de viaje y yo decidimos retrasarlo al finde siguiente, ya que leímos que la fiesta continuaba.

Al salir por Barcelona en pleno fin de semana de Carnaval comprendí lo que el Coronel Kurtz [Marlon Brando] llama "EL HORRORRR" en Apocalichis Nau: NADIE iba disfrazado por la calle, parecía un fin de semana cualquiera, y los pocos que se preparaban estaban a punto de coger para Sitges, un pueblo costero que se pone de bote en bote (realmente agobiante) en Carnaval. En BCN no era Carnaval, era un puto fin de semana como cualquier otro. Yo estaba indignado, amiguitos, lo confieso sin ambages (que en francés se dice "sans ambages", pronunciado "sons-ambaash" [curso Peterland de pedantería aplicada]).

Cuando el domingo por la tarde ví la rua de Carnaval de BCN casi se me caen al suelo los rubores de las mejillas: en una gélida tarde no paraban de pasar ante mí carrozas fletadas por los distintos inmigrantes que acoje la ciudad: Tres carrozas de bolivianos, Dos de ecuatorianos, una de indios sij... y entre ellas algunas de agrupaciones de la ciudad. Que a ver, me encanta el rollo mestizaje, era muy original.. pero DEMONIOS, ¡¡que los inmigrantes tienen más cariño al Carnaval que los propios barceloneses de origen!! Esto me resulta indignanteincomprensible.



Y para acabarlo de adobar (soplando y haciendo botellas,jajaja), la semana siguiente, acompañado por la senyoreta Moneypenny y Lady Ele fuí a Tenerife a un Carnaval de verdad, famoso en todo el mundo, donde la gente lo vive, lo prepara, se preocupa en crear el ambiente y luego lo disfruta...

De verdad, menos mariposadas rollo Fòrum/Carlinhos Brown y más cuidar las tradiciones de aquí, que a poco que se esforzasen se cuidarían solas, señor Clos!! Disfraz obligatorio en Carnaval!! Que pongan multas!! Quiero ver a los urbanos vestidos de pollo!! Grrr, grrr...

jueves, enero 27, 2005

Tengo un grano en la cadera y voy a morir

Hay pocas cosas más inquietantes que notar de repente que te ha salido un grano en la cadera. El otro día me estaba desnudando y, de pronto, al girar la vista hacia mi peludo muslo, lo ví. Tenía un grano enorme justo en la marca de la goma del calzoncillo.
No creais que me entró el pánico. No. No le dí ninguna importancia. Pensé que tal y como vienen se van, y como uno de otra cosa no, pero de granos, pecas y demás va bastante sobrado, pues me olvidé de él. Craso error.

Al cabo de una semana, el grano no sólo no se ha ido, sino que... ¡¡maldita sea, está CRECIENDO!!
Tampoco hace tanto tiempo, dirá algún listillo. ¡Claro, como a tí no te ha salido! Estoy convencido de que este grano crecerá y crecerá, se hara grande como una goma de borrar milán... de las de borrar boli, porque se pone oscuro, cada vez más oscuro. Un día que me coja desprevenido madurará, y lanzará sobre mi indefensa piel grandes andanadas de destructivo pus. ¿Para qué? ¡¡Para plantar semillas!!

Al calor de mi sangre las semillas se convertirán en cientos, miles de nuevos granos que infestarán mi cuerpo hasta que yo mismo no sea más que una gigantesca pelota enrojecida, y al estallar todos a la vez... probablemente ya sea otro y les pertenezca para siempre. Así son los granos.

Seguro que estais pensando en el Dermatólogo, ese carnicero que consigue que las verrugas desaparezcan (quemándolas con ÁCIDO) y que tiene mucha experiencia en tratar los males cutáneos de la gente. Pero no puedo ir a verle. Temo que me dé la fecha final, que me diga que apenas me quedan unas horas de ser yo mismo. No me atrevo. ¿Ácido? Bah, ni siquiera la radioterapia podría ayudarme.

Aunque esto sólo acaba de empezar, apenas puedo dormir por las noches. Me tumbo en la oscuridad y noto como, a cada latido de corazón el gran crece y crece... suelo llorar, pero eso no me consuela demasiado.

Antes de mutar para siempre y perder mi espíritu y mi cuerpo te daré un consejo: si te sale un enorme grano en la cadera es probable que te esté señalando el principio del FIN.



Este pez era una sardina normal hasta que le salió EL GRANO DE LA MUERTE junto a la aleta ventral.

martes, enero 18, 2005

Los juegos de Falken

Jau,

Hoy he tenido un flash. He estado buscando información para hacer un viaje y he ido a parar, mediante métodos que no describiré, al fantabuloso mundo de Curro (ja, ja ja ja!!) o sea Halcón viajes. Y con mi manía de traducirlo todo al inglés imaginario, he pasado a llamarlo Falken's Travels (o Falken's Troubles, quién sabe...).



El caso es que he recordado al mítico profesor Falken, y no puedo menos que mencionarlo aquí, que las infancias son muy duras, y las películas para adolescentes, y encima de informática!! pegan muy fuerte.

A veces me siento como el infame criajo Matthew Broderick en "Juegos de Guerra", mirando esta foto y esta lista de juegos...


  1. FALKEN'S MAZE
  2. BLACK JACK
  3. GIN RUMMY
  4. HEARTS
  5. BRIDGE
  6. CHECKERS
  7. CHESS
  8. POKER
  9. FIGHTER COMBAT
  10. GUERRILA ENGAGEMENT
  11. DESERT WARFARE
  12. AIR-TO-GROUND ACTIONS
  13. THEATERWIDE TACTICAL WARFARE
  14. THEATERWIDE BIOTOXIC AND CHEMICAL WARFARE
  15. GLOBAL THERMONUCLEAR WAR


domingo, enero 09, 2005

Mis amigos los animales

Cuando yo sea mayor quiero formar una familia como ésta...


 
blog de literatura gris y temas que me llaman la atención - Ocultar texto citado -