martes, abril 01, 2014

Con peluca

Ella se dio media vuelta y era un chimpancé con peluca. Pero él la amó igual. Fueron felices, y comieron cacahuetes. Y ocasionalmente, sufrieron ataques de ira, gritando mucho y agarrándose muy fuerte a una valla cercana a su domicilio. La vida merece la pena ser vivida.

#Dispárenme #Fuerte





1 comentario:

devid john dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
blog de literatura gris y temas que me llaman la atención - Ocultar texto citado -