martes, junio 06, 2006

Michael, debiste hacerte cura

Parece ser que Ratzinger Z, el monarca de la iglesia católica y conexión directa con dios ha decidido ponerse relativamente duro con los pederastas.
Empezó nombrando como jefe de la inquisición (le cambiaron el nombre, no sé si tanto los métodos) a un cardenal conocido por su lucha contra estos temas. Ahora le ha tocado al fundador de los legionarios de cristo, Maciel.

Este individuo, repetidamente denunciado desde los años 50 por abusar de niños tanto en España como en México (y recordemos que la iglesia católica no es una organización donde se aliente la denuncia, más bien se alienta el callarse) a sus 83 años le han quitado todas sus funciones y disfruta de un retiro dorado en Roma.

Eso sí, al final parece que no le van a beatificar como a nuestro querido santo fascista, Escrivá. Eso se lo pierde, el pobre.

Un apunte: ni por un segundo que los legionarios de cristo son una organización de tercera división regional. No, no, forman parte de ella gente con tanto poder como el exministros Acebes y Michavila, o empresarios ricos y poderosos de solemnidad, como Alicia Koplowitz.

Sin embargo, que fundador haya pasado de héroe a villano no implica cambio alguno para su organización, que continuará como si tal cosa. Por supuesto, tampoco van a juzgarle, encarcelarle ni nada por el estilo, así que no sufras en vano por este casi místico. Es la justicia de la iglesia católica, olvidar y perdonar lo que nos conviene.

Consejo para un hombre perseguido
Michael, querido amigo, erraste en tu camino: lo de cantar y montar un parque de atracciones en tu casa fue un error. Si lo que querías era dormir con tus amiguitos sin la presión de los medios y de los juicios debiste hacerte cura. Además, siempre podrías haber cantado gregoriano.


Nota: algunas de las palabras de este artículo se suelen escribir en mayúsculas, pero no las he puesto porque creo que no se lo merecen.

7 comentarios:

Jorge Orte dijo...

Beati pauperes spiritu quoniam ipsorum est regnum caelorum - Mateo 5,3

Peterland dijo...

¿A qué clase de cielo aspirarán los curas pederastas?
Porque supongo que el infierno no se lo plantean...

Jorge Orte dijo...

A un cielo lleno de querubines alados y asexuados legislado por un dios que todo lo perdona con sólo arrepentirse.... "beati pauperes spiritu..." Como reza el colega Mateo, "el cielo es coto privado de los bobos". En traducción libre, pero bastante fiel al doble sentido original.

Jorge Orte dijo...

Los dioses griegos molaban más, no convenía cabrearlos, y si no mira al espabilao de Prometeo...

Jorge Orte dijo...

Y los árabes se lo montan mejor también, un paraiso repleto de huríes eternamente vírgenes, con vinorro y hachís a raudales. Más convincente que los querubines asexuados si hay que degollar a alguien por ser infiel. Por eso estallan llevándose infieles por delante, yo también lo haría si me lo creyera. Pasaporte directo al paraíso oiga... Alá mola más que Jehova.

Jorge Orte dijo...

Y fíjate tú, que andaba yo pensando... siendo como sería para mí el mayor de los castigos ir a parar a ese aburrido y soso cielo de nubecitas y querubines asexuados siendo porculizados por curas pederastas (¿para qué crees que son las alas? Semejantes pedugos con alas tan pequeñas no se levantan del suelo por mucho que las agiten, son agarraderas), al final resulta que mi alma pecadora está condenada inexorablemente al cielo. Al final resulta que el viejo barbudo con túnica blanca (¿dios? ¿deus? ¿theus? ¿¿¿zeus???) no es tan infalible como se piensa... y si no mira al ornitorrinco. O es una broma de satán o algún porro de más se fumó el viejo barbudo para concebir semejante aberración de la naturaleza.

木村拓哉Jason dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
blog de literatura gris y temas que me llaman la atención - Ocultar texto citado -